El legado Afroantillano

By Linett Lynch llynch@laestrella.com.pa | August 01, 2014
  • Author: Linett Lynch llynch@laestrella.com.pa
  • Journal: La Estrella Panama

Los que se quedaron en Panamá han llegado a ocupar una gran parte de la sociedad panameña.

La mayor fuerza de obreros que trabajaron durante la construcción del Ferrocarril y el Canal, provenía de las islas caribeñas: Jamaica, Martinica, Trinidad y Tobago, Haití y Barbados todos afrodescendientes.

El sociólogo Gerardo Maloney describe la situación que vivieron los afroantillanos que llegaron para la culminación del canal de la siguiente manera: “Los trabajadores que con su energía hicieron posible la vía, desde el inicio de las actividades de construcción, en 1904, sintieron en carne propia los rigores de la explotación y el peso opresivo de la segregación y la discriminación impuestos en todos los aspectos de su vida por los Estados Unidos”.

Cuenta Glenroy James, de la Asociación de Amigos del Museo Afroantillano, que a muchos jamaicanos no se les dio permiso en su país para venir a trabajar en el canal “lo que hicieron algunos es que se iban hasta la isla de Barbados y allí se registraban como ciudadanos de ese lugar para poder viajar a Panamá” es por ello que el número de jamaicanos que vinó a trabajar no se conoce con precisión.

Los afroantillanos eran clasificados en varios grupos de acuerdo a su trabajo, había los que eran obreros de la construcción y los que trabajaban como oficinistas y en las casas de familia.

Datos

1. Desde 1904 a 1912 llegaron unos 45.107 obreros para las obras del canal.

2. Un 44.1% vino de Barbados, el 12.3% de Martinica; el 4.6% de Guadalupe; y el 3.7% de Trinidad.

3. Se tiene registro que solo 47 jamaicanos trabajaron durante toda la obra de construcción del Canal por los EE.UU.

4. El registro de los pocos jamaicanos se debía a que cuando se dio la quiebra del canal francés, muchos quedaron a la deriva en Panamá

5. Cuando llegó la compañía estadounidense, el gobierno de Jamaica le solicitó a EE.UU. un depósito de repatriación. Por cada uno que quisiera contratar debía pagar 300 dólares.

6. El 20 de febrero de 1920, William Preston, empleado barbadiense inicia una huelga por mejoras laborales, entre las que se incluían: derecho al descanso, igualdad de salario para las mujeres y trabajar jornadas de 8 horas.

Tanto a los afroantillanos como a los obreros de otras nacionalidades que no fuera la de Estados Unidos se les pagaba con el Patrón de plata conocido como Silver y a los trabajadores estadounidenses con Patrón de oro o Gold, de allí que se conoce un modo de discriminación laboral llamado Silver roll y el Gold roll.

Los que se quedaron en Panamá han llegado a ocupar una gran parte de la sociedad panameña. Consigo trajeron su cultura, idioma y costumbres que hasta hoy muchos de ellos mantienen.

 

FUENTE: http://laestrella.com.pa/panama/nacional/legado-afroantillano/23790392

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>